POZOS DE ABSORCIÓN

Los pozos de absorción o infiltración son perforaciones que se realizan con el fin de infiltrar al subsuelo el agua pluvial, aguas grises o tratadas para cumplir con la NOM-015-CONAGUA-2007 para recargar los mantos acuíferos.

La importancia de incorporar pozos de absorción a proyectos de todo tipo en nuestro país cobra día con día más importancia. Además de cumplir la función de recargar los acuíferos, sirven entre otras cosas para evitar inundaciones en algunas zonas así como para descargar aguas de exceso en cuerpos de regulación.

En algunas ciudades el contar con uno o varios pozos de absorción para un determinado proyecto representa contar con ventajas fiscales, como lo contempla la Secretaria de Medio Ambiente de la CDMX,  además de que en algunos casos, como es también la CDMX, la Ley de Aguas aprobada en el 2003, demanda contar con captación de agua de lluvia en construcciones nuevas.

La ley de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático del 2011, también menciona el aprovechamiento de agua de lluvia como parte de la solución a los temas de sustentabilidad urbanos.